Distribución y circulación de cine independiente en regiones fuera de la metrópolis

Por Rocío Romero, productora audiovisual

En los últimos años se ha hecho un esfuerzo importante de parte de los actores del audiovisual por dar extensión territorial a la circulación de cine, sin embargo los resultados de audiencia aún no satisfacen completamente a la industria, cuyas producciones aumentan sosteniblemente. Como productores y distribuidores, leemos en estos números la feroz realidad de que aún nos queda muchísimo por hacer.

Desde mi experiencia trabajando en cine desde Arica y Parinacota, he podido vislumbrar dos principales ejes de trabajo en el futuro. El primero tiene que ver con la falta de espacios formales de exhibición de cine independiente en regiones. Por lo general, las salas alternativas tienen bajos presupuestos y una infraestructura muchas veces acondicionada básicamente. Afortunadamente contamos con exhibidores comprometidos con las películas y que frente a los bajos números de audiencia han sido creativos y solidarios con sus propuestas. Un ejemplo de ello es la creación de la Red de Salas de Cine, que de seguro facilitará el acceso a financiamiento y mejoramiento de los espacios de exhibición.

El segundo eje corresponde al marketing. La expectativa de espectadores en regiones es siempre muy baja en comparación a la Metropolitana. La creencia es que en un lugar con bajo acceso a la cultura no habrá motivación por consumir productos culturales, del tipo que sean. Esta creencia provoca que las iniciativas de marketing y publicidad se concentren en la Región Metropolitana, dejando fuera al resto de las regiones.

Esto, visto desde nuestro rol como productores y distribuidores de cine independiente, nos motiva a pensar la distribución en regiones desde las regiones. En nuestro caso desde Arica, con la diversidad cultural que la caracteriza, hemos ocupado también otras instancias para motivar e informar a los espectadores, como la formación de audiencias y el uso de espacios educativos.

El camino que se nos revela entonces tiene muchísimo que ver con conectar con las audiencias desde la riqueza de su diversidad y en pensar en cómo llegar a ellas cada vez que comencemos a crear, filmar y distribuir, mejorando las campañas de marketing para llegar a ellos y esforzarnos por darles cada vez una mejor experiencia como espectadores.